Este sitio utiliza cookies para almacenar información en su ordenador. Algunas de estas cookies son fundamentales para el trabajo de nuestro sitio y otras nos ayudan a mejorar, puesto que nos dan una idea de cómo se utiliza el sitio. Más información.

Cómo motivar a los alumnos para que aprendan inglés

24 enero 2018

Por Daniel, profesor en Velvet School Bilbao

Una de nuestras grandes preocupaciones que a veces nos quita el sueño, podemos empezar a hablar sobre ello y no acabar nunca. Nos podríamos quejar de que nuestros alumnos demuestran poca motivación y eso puede deberse a que no somos capaces a veces de conectar con ellos.

Quien mejor para explicarlo que uno de nuestros profesores, Daniel.

Uno de los grandes interrogantes del profesorado actual es el de cómo motivar al alumnado. Especialmente en determinadas edades, cabe la posibilidad de que el profesor se encuentre con ciertas características que dificultan el correcto desarrollo del aprendizaje y la falta de motivación -la consideración de la formación como un imperativo- es uno de los más destacables.

¿Qué hacer con el alumno que suspira de aburrimiento al fondo del aula? Hay tres elementos que, en mi experiencia, pueden ayudar a despertar compromiso, trabajo y capacidad de generar un ambiente en el que el alumno se sienta “como en casa”. Llevado a efecto práctico, la pregunta que se plantea el docente bien puede ser la siguiente:

¿Por qué bosteza Alberto?

  • ¿Hambre?
  • ¿Sueño?
  • ¿Aburrimiento?

Como profesor, ¡puedo solucionar dos de las tres! Hay tres elementos que he descubierto inspiran a los alumnos:

Cómo motivar a los alumnos para que aprendan inglés

Compromiso

Sabiendo que a Alberto le gusta hacer surf, puedo escribir en la pizarra la siguiente oración de relativo: “Alberto es una persona que no roba bancos porque no podrá surfear si le pillan”.

El buen rollo en la oración es claro, Alberto despierta al ver su nombre en la pizarra y ve que todos sus amigos están disfrutando de la broma. De la misma, se interesa por lo que sucede y, sin apenas darse cuenta, empieza a producir oraciones similares. Se ha sentido interpelado, no es un número en una lista, no siente que su tiempo en Velvet es un calentamiento de la silla. ¡ÉL ESTÁ en la clase!

Trabajo

Alberto puede no ser un gran escritor. No obstante, jamás falla a la entrega de una redacción porque sabe que me la entrega a mi. ¡Se puede lograr! Conseguí que Alberto abriera los ojos de par en par cuando le enseñé cómo corrijo las redacciones que me entrega.

La dedicación, las correcciones personalizadas y adaptadas a su contexto, los códigos de color que le informan al momento de lo que puede mejorar y lo que ha trabajado bien, etc.

La clave es demostrar a Alberto que me tomo en serio lo que trabaja y que trabajo tanto como él. Jamás le daré una corrección superflua y, con el tiempo, él no me dará una redacción de la que no se sienta orgulloso.

Buen rollo

Las clases son de asistencia obligatoria. Sí, pero yo puedo hacer que eso no sea un equivalente a una cadena perpetua. Dentro del marco de trabajo constante, puedo introducir humor, bromas, pequeños gestos que mantengan el interés de Alberto.

Lograr que Alberto salga del aula con una sonrisa y con la sensación de haber disfrutado de mi compañía y de la de sus compañeros es vital. Si se ha reído en clase, si ha disfrutado de su presencia en el aula, estará más dispuesto a volver. Puedo lograr que se sienta cómodo haciendo una broma sobre mi y que compruebe que todos disfrutamos del momento.

Él está en clase y ¡YO TAMBIÉN! Mi mayor esfuerzo estriba en hacer ver a todos mis alumnos que soy una autoridad accesible: respeta las normas del juego y podremos disfrutar de una sana dosis de humor que te ayude a querer volver.

Como os contaba antes, es posible motivar a Alberto y lo bonito de esta profesión es que Alberto puede llamarse Juan, Irati, Román, etc. Cada uno de ellos tiene un código a descubrir, una combinación que, una vez descubierta e introducida en la relación con el aula, hace que disfrute, trabaje y, lo más importante, DISFRUTE DEL TRABAJO QUE REALIZA.
Muchas gracias Daniel, acabaría tu articulo con algo de MAGIA de Christopher Emdin

Guía inglés
Cómo motivar a los alumnos para que aprendan inglés
5 (100%) 5 votos

Categorías: Consejos idiomas para niños y jóvenes

Etiquetas: , ,




  • IFSpanish dice

    Fantásticos estos consejos 🙂 Aprender inglés debería ser una experiencia global. Me refiero a que no es suficiente con hacer ejercicios sobre gramática, sino que hay que procurar escuchar música en inglés, ver pelis con subtítulos, practicar la conversación, escuchar podcast de la radio inglesa, leer periódicos en inglés… ¡Todo lo posible en todos los formatos! ¿Qué opináis?

Deja un comentario

Contenidos relacionados

Cómo es la experiencia en un campamento de verano

Nagore, ha ido al campamento de Formigal y nos ha mandado una carta contándonos su experiencia para que vosotros también os animéis a vivir esta increíble experiencia.

Más...

Vocabulario en inglés sobre la familia

Aprende el vocabulario de la familia en inglés con este ‘family tree’ o árbol genealógico y sorprende a tus familiares llamándolos por su nombre en inglés.

Más...

10 lecciones que aprende un alumno en un campamento de verano en inglés

Si no sabes exactamente qué aprende un alumno en un campamento de verano en inglés o dudas de la utilidad de esta modalidad de aprendizaje, te damos las respuestas que necesitas. ¡Toma nota!

Más...
comprueba
ahora mismo tu
nivel de inglés
Matricúlate ahora